‘El Periodismo y la libertad de expresión: ¿Existe?’

 


Por: Sofía Mora Castaño.

‘La objetividad periodística ha muerto’, ‘Los procesadores de información son mañosos’, establece el Dr. Julio Juárez, el cual formó parte dentro de los cuatro expositores (dos hombres y dos mujeres) y participantes del seminario sobre la ‘Libertad de expresión’,  el cual se llevó a cabo en la Ciudad de México en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana el día 30 de Marzo del 2011.  Se expuso el tema de la libertad de expresión en referencia al periodismo en México y cómo ha influido en la democracia del país frente a los medios de comunicación.

Las ponencias iniciaron con la presentación y moderación de la Maestra Patricia Durán, la cual presentó al primer expositor: el maestro Dr. Leonardo Curzio, el cual dio inicio con el tema que cubre el escuchar y cómo lo que se deduce del acto de escuchar se percibe de forma subjetiva, ya que cada individuo escucha y deduce lo que quiere escuchar. Tras este hecho se lleva a cabo una comunicación meramente subjetiva, la cual esta expuesta a diversas interpretaciones. Por otro lado, se dedicó a criticar la actitud social frente a los medios, ya que se quejan constantemente de su desempeño, pero no crean conciencia, ni son analíticos en sus juicios de valor, lo que lleva a una actitud mediocre por parte de los individuos que conforman la comunidad universal actual. Esto refleja, lo que el filósofo Habermas expresa como ‘hombre medio’, refiriéndose al hombre mediocre y conformista. El ser humano, en la actualidad demuestra ser un ente pasivo, el cual carece de iniciativa y acciones propias que promuevan, de cierta manera un mejor entorno y una mejor comunicación.

De forma consecutiva, le tocó el turno a la Dra. Celeste Bustamante, de expresar y dar a conocer su investigación con respecto al tema de ‘La libertad de expresión en los medios de comunicación actuales’. Ella transmitió un aspecto determinante en cuanto a la cobertura nacional de noticias: ‘el narcotráfico’. Cabe mencionar, que la presentadora llevaba un nombre mexicano, la cual se formó en la Universidad de Arizona. La Dra. Celeste Bustamante tuvo problemas al expresar su discurso y construir y formular las palabras y el contexto en español, pues hizo un esfuerzo, pero no fue el necesario para que la plática fluyera y complicó el entendimiento del público, esto ocasionó que se perdiera el interés de la audiencia y se disperse la atención.

Posteriormente, el Dr. Julio Juárez, expuso la libertad de expresión y su relevancia en cuanto a la estética mediática. Habló de los contenidos de las notas periodísticas e informativas y el sentido que esta cobra en cuanto a los criterios editoriales manifestados a través de los diferentes puntos de vista de cada medio informativo o noticiero. Por otro lado, dio a conocer la influencia y el concepto de interés público en cuanto al armado de un noticiero y cómo se privilegia la información. Así como también la estética de la cobertura y cómo esta no se lleva a cabo de manera a lazar si no que es una decisión cautelosa y cuidadosamente planeada y estructurada, pues como bien menciona el Dr. Juárez: ‘la imagen y lo visual predomina sobre lo verbal en cuanto a los medios informativos de carácter televisivo y el 59% de los hechos son actos planeados para consumo mediático’. Es interesante percatarnos de algunos datos que se mencionan en esta plática, tales como: ‘El tema de las fuerzas armadas es el que más se expone, hay algunas notas periodísticas e informativas que no citan la fuente de información, (lo cual ultimadamente, le da validez a un artículo o noticia), la composición visual se basa fundamentalmente en acontecimientos políticos y a nivel nacional, el D.F. es el estado con mayor cobertura.’

Finalmente, la cuarta y última ponente, la Dra. Mireya Marquez, presentó una presentación  titulada: ‘¿Libertad o libertinaje? Percepciones de periodistas mexicanos sobre la libertad de expresión.’ Mismo que consistió en ver al periodismo desde dentro, una perspectiva que funciona para ver y conocer a profundidad nuestro país. La Dra. Marquez, menciona que ‘la autonomía es un ingrediente principal en cuanto a la libertad de expresión’, ‘la autonomía editorial se encuentra supeditada al político’, así como también expresa que de forma consecuente ‘los periodistas consideran que uno de los mecanismos de presión más influyentes se manifiesta por parte de los partidos políticos hacia los medios.’

En cuanto a éste artículo, me gustaría agregar una breve opinión a modo de opinión personal.  Considero que fueron una serie de conferencias muy interesantes ya que exponen diferentes perspectivas hacia un mismo tema: ‘La libertad de expresión en los medios’, el cual forma parte importante del criterio actual tanto a nivel nacional como internacional.

El problema que planteo en cuanto a la libertad de expresión, parte de elementos esenciales que conforman los medios de comunicación: (las diversas interpretaciones las cuales deduce el receptor del mensaje emitido por el emisor en el contexto de una conversación determinada). A partir de esto, se podría deducir que la forma de percibir y recibir el mensaje es meramente subjetivo, esto como consecuencia causa interpretaciones equivocadas y erróneas, lo cual llevan a la agresión física y verbal gracias a la falta de comunicación.

En cuanto al campo comunicativo del periodismo, y el como éste se ha vuelto en un medio sujeto a mucha crítica y violencia directa e indirecta hacia los periodistas, nos introduce a un tema de gran importancia en nuestra sociedad actual: ‘la libertad de expresión’. Se debate si dentro del concepto de la libertad de expresión se deben considerar establecer ciertos límites de criterio para que la gente no cometa imprudencias hacia los comunicólogos. Los cuales, finalmente, están en todo su derecho de manifestar sus diversos puntos de vista sobre un tema de política, economía, cultura, sociedad, creencia, etc.

Actualmente, existen muchos periodistas que han sufrido consecuencias injustas por manifestar su opinión públicamente a través de medios de información globales, tales como: la televisión, los periódicos, libros, Internet, etc. Personalmente, me parece que todo ser humano debe ser tratado con los mismos derechos, sea una persona que esté expuesta al ojo público o no. Pues, no es problema directo del comunicólogo, si no también involucra al ciudadano receptor de la información que le esta siendo proporcionada, ya que el debe formar su criterio de manera inteligente hacia la idea que se está manifestando.

Este proceso de formar a seres humanos ‘críticos y pensantes’ surge desde un factor elemental, que es la educación y la responsabilidad que se debe asumir como miembro de una población, ya que somos seres que conviven en sociedad y continuamente debemos adaptarnos a ciertas condiciones, con las cuales no siempre vamos a estar de acuerdo pero que al mismo tiempo son necesarias para poder formar parte de una comunidad amena.

En mi opinión, considero que la situación actual, en la ciudad de México está conformado por cierto caos y choque continuo de diferentes perfiles y perspectivas de los individuos que conforman nuestro entorno cultural. En México predomina la pobreza, la clase media baja, de manera notoria. Las personas que pueden ser catalogadas bajo este nivel socio económico, se pueden considerar como personas con ciertas características de lo que se denomina, como había mencionado anteriormente, según el filósofo ‘Habermas’ como: ‘hombre medio’, refiriéndose al ser humano que carece de sensibilidad crítica, autorreflexiva y conformista. Lamentablemente, México ha sido víctima de un carácter meramente subjetivo, el cual carece de buscar un equilibrio o una aproximación factible hacia la objetividad.

Cabe mencionar, que la objetividad puede llegar a ser de cierta forma, ‘idealista’, pues es prácticamente imposible llegar a un acuerdo colectivo que al mismo tiempo sea ‘racionalmente motivado’ por todos los miembros de una sociedad. Una solución a esta polémica, podría ser intentar tomar en cuenta las ideas subjetivas de cada núcleo social y analizarlas de manera que se llegue a una postura mayormente ‘objetiva’.

¿Debe de haber límites y restricciones a la hora de que una figura pública manifieste su punto de vista? En lo personal, no me gustaría creer que ésta postura tuviera que implementarse (límites en cuanto a la libertad de expresión), pues la gente que conforman las diversas culturas, específicamente en el presente, se podrían definir como ‘extremistas’, ya que, toman una postura radica y se entregan de manera devota e incondicional hacia ella; sin dejar espacio para la duda o la incertidumbre lo cual crea el criterio propio y personal, enriqueciéndose de diferentes posturas para así formar un ideal único, lo que nos lleva a implementar de manera ‘sana’, coherente y ‘correcta’ la idea que se da a entender por el concepto de ‘libertad de expresión’, que finalmente, es parte de lo que nos hace humanos y por lo tanto, seres racionales, activos y pensantes, características que nos permiten desarrollar el entorno interactivo al que pertenecemos, y al mismo tiempo enriquecerlo de forma partícipe y continuamente activa.

About these ads


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.